Hermanas se reencuentran luego de 60 años de separación

by LaGaceta

Una historia que parece salida de una telenovela es la de Elena Solis Debilli y su hermana Sara. El destino las separó hace más de 60 años y cuando las esperanzas de un reencuentro parecían lejanas, el accionar de Carabineros de Quilacoya facilitó el milagro, ya que después de intensas diligencias la tan ansiada reunión se pudo concretar este domingo en Chiguayante.

Elena Solis, con domicilio en la ciudad de Lebu, llevaba años intentando ubicar a su hermana Sara, por lo que acudió a Carabineros de Quilacoya para solicitar la ayuda necesaria para tal efecto, dada la experiencia que tiene la institución en este tipo de casos a través del Servicio de Reencuentros Familiares.

Elena y Sara pudieron finalmente abrazarse, después de 60 años de estar separadas.

Con los antecedentes recopilados, el personal uniformado concurrió hasta la localidad de Unihue para realizar las indagaciones del caso, logrando obtener datos relevantes para continuar el proceso de búsqueda, información que los llevaron hasta Chiguayante, en donde se pudo finalmente establecer el paradero de Sara Solis.

Es así como este domingo, bajo la supervisión del sargento primero Angel Vidal, el ansiado reencuentro entre las hermanas Solis se produjo en la propia comuna de Chiguayante, en medio de escenas de profunda emoción y alegría de parte de las familias involucradas, quienes pese a la adversidad, mantuvieron siempre la esperanza de volverse a ver.

Cabe destacar que Carabineros de Chile cuenta con este Servicio de Reencuentros Familiares que permite ubicar a aquellas personas que se encuentren desvinculadas de su grupo familiar y sin paradero conocido.

Para realizar el trámite se requiere acudir a alguna unidad policial con la cédula de identidad vigente de quien solicita el servicio y el certificado de nacimiento del familiar o persona a la que se desea ubicar.

También te puede interesar

Leave a Comment